Iván Freites: Venezuela produce poca gasolina y una parte va a Cuba

Iván Freites - Escasez de gasolina se agudizará

El secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos, Iván Freites, aseguró que la escasez de gasolina se agudizará pues Venezuela no produce suficiente.

En entrevista con Radio Fe y Alegría Noticias, Freites señaló que en Venezuela sólo están activas dos refinerías, Amuay y Cardón, que juntas producen 110 mil barriles diarios.

Además, informó que el país sólo cuenta con una planta catalítica operativa, la del complejo Amuay, que produce 30 mil barriles diarios de combustibles. De acuerdo con Freites, los venezolanos consumen alrededor de 120 mil barriles diarios de carburantes, por lo que la única catalítica operativa en Venezuela no se da abasto.

“Nada más está la catalítica de Amuay, apenas con 30 mil barriles de producción de gasolina. El consumo en el mercado interno de gasolina debe estar por el orden de los 100 mil barriles, 120 mil barriles cuando mucho”, expresó.

Según el dirigente, el problema se agrava porque el gobierno venezolano da prioridad a la distribución de gasolina y gasoil a Cuba, que los paga a precios de mercado interno.

“En Venezuela se ha implantado una política de darle prioridad a Cuba (…) y apartar al pueblo venezolano. (…) El día viernes salió el buque Manuela Sáenz hacia Cuba con 150 mil barriles de gasoil y 150 mil de gasolina. El sábado 26 el Terepaima, 300 mil barriles. Todos para Cuba”, declaró.

Freites detalló que a precios de mercado internacional, ese cargamento tendría un valor aproximado de 42 millones de dólares. Sin embargo, Cuba termina pagando alrededor de 4 mil 300 dólares.

Con respecto a las sanciones que impedirían a los buques transportar productos refinados a la nación caribeña, enfatizó en que no se están cumpliendo.

También, aseñaló que el contrabando de extracción se ha normalizado, lo que deja todavía menos combustible en las gasolineras para los venezolanos:

“Tu ves que no hay gasolina en las estaciones de servicio pero las gandolas siguen saliendo. ¿Qué es lo que está pasando? Que se generalizó el contrabando de combustible, el bachaqueo”.

Denunció que, según su percepción, incluso los empleados públicos llenan los tanques de los vehículos oficiales y luego venden el combustible fuera del país.

Lamentó el hecho de que la Asamblea Nacional no se dedique a investigar el problema aún siendo el órgano competente para hacerlo. “Mientras tanto, el venezolano se acostumbra a pagar 1 dólar por litro de gasolina”, exclamó.


Escuche a continuación la entrevista completa a Iván Freites: